Estamos en la era del culto a la felicidad, al optimismo, al gozo de la vida y a la actitud positiva. Y no solamente debemos ser fieles a este estilo de vida sino hacer notar que así es para que los demás lo vean.

Recibimos constantes mensajes motivadores como el típico “Sonríe, es gratis” pero ¿realmente crees que modificando la posición de tus músculos faciales, lo que sientes va a cambiar?

Puede que entiendas en estos 4 puntos porque el forzado optimismo no es del todo aconsejable:

1.    Sonreír no implica sentirse feliz

Sonreír es tan sólo un gesto físico que sólo tiene valor si realmente te nace de dentro.  Lo único que puede contribuir a tu felicidad es hacer lo que realmente sientes. Según esta regla de tres, sonreír cuando no te apetece contribuye a que te sientas infeliz, justo lo contrario de lo que pretende el tan aclamado lema.

2.    Esforzarte por sentirte bien puede hacer sentirte peor

El “Tengo que ser feliz, tengo que sentirme bien, tengo que salir y animarme, tengo que conocer a gente nueva” sólo te carga de presión y la necesidad imperiosa de sentirte bien provoca justo lo contrario. Si no te fustigas y dejas de cronometrar el tiempo que permanecerán a tu lado los sentimientos de rechazo, cabreo, frustración, decepción, inseguridad o vacío, lo más probable es que se vayan diluyendo.

3.    Ser positivo no es verlo todo de color de rosa

Frente a una mala experiencia, la persona positiva no es la que se muestra feliz acto seguido y con mil y un argumentos que le convenzan del lado bueno del desenlace de su historia.

Una visión más terrenal de la persona positiva es la de alguien que siente dolor, se permite sentirlo y acepta estar irritable, triste, inseguro y rabioso pero hay algo que le dice que se recompondrá y aprenderá de la experiencia.

4.    El optimismo no es ingenuidad

Una persona optimista es aquella que tiende a ver el lado bueno de las cosas, ¡pero sin dejarse cegar por eso! El optimismo en grandes dosis se convierte en ingenuidad, lo que puede suponer un peligro.

Sopesar los pros y contras de una acción y desestimarla porque intuyes que no va a funcionar demuestra tanto optimismo como tirarlo para adelante porque crees que resultará positivo.

Para profundizar más sobre el tema…

3 comentarios que jamás deberías decirle a alguien cuando está triste

Comparte este artículo
Sandra-espaitau-ebook-psicologa

Descárgate mi ebook con los primeros pasos para desprenderte de las relaciones tóxicas y llevar las riendas de tu vida

Suscríbete a nuestra comunidad y te lo enviaremos

Te hemos enviado un REGALO, Revisa tu bandeja de entrada y de spam.