1. Cuando sientes que necesitas a aquella persona. El amor y la necesidad son conceptos muy distintos que en las películas románticas se confunden… Pero la realidad es que el “Sin ti no soy nada” y “Te necesito” indican que precisas de alguien para completarte a ti mismo, algo poco aconsejable.

LAS RELACIONES SANAS SE BASAN EN EL “TE ELIJO”, NO EN EL “TE NECESITO”

 

  1. Cuando tu objetivo es cambiar al otro a toda costa. Aquello que te da o su forma de hacer no te hacen feliz, por lo tanto, todo tu empeño se dirige a hacerle cambiar, lo que produce un gran desgaste psicológico, frustración e insatisfacción.

UNA RELACIÓN ADECUADA IMPLICA ACEPTAR AL OTRO, CON SUS DEFECTOS Y VIRTUDES.

 

  1. Cuando la relación se basa en un huracán de emociones y la entiendes como una fuente de sufrimiento.

EL AMOR NO ES SINÓNIMO DE DOLOR.

 

  1. Cuando sientes que tu equilibrio emocional no existe. La relación saca a relucir tu parte más neurótica y te sorprendes a ti mismo/a reaccionando de maneras desconocidas para ti.

EL AMOR IMPLICA SUMAR, NO RESTAR.

 

  1. Cuando existe entre vosotros un constante refuerzo intermitente, como el de la máquina tragaperras. Pasáis de vivir momentos esplendorosos a una ausencia total de afecto o fuertes discusiones.

La excitación causada por el deseo de volver a “ser amado/a” nos convierte en adictos al otro.

CUANDO AMAMOS DE FORMA SANA, DESEAMOS QUE EL OTRO NOS ELIJA, SIN NECESIDAD DE JUEGOS MANIPULATIVOS NI TRAMPAS PSICOLÓGICAS.

Para profundizar más sobre el tema…

10 detalles que indican si te interesa como pareja

 

Comparte este artículo
Sandra-espaitau-ebook-psicologa

Descárgate mi ebook con los primeros pasos para desprenderte de las relaciones tóxicas y llevar las riendas de tu vida

Suscríbete a nuestra comunidad y te lo enviaremos

Te hemos enviado un REGALO, Revisa tu bandeja de entrada y de spam.