Psicopíldora #10# “No puedo tener una relación estable”

Psicopíldora #10#  “No puedo tener una relación estable”
03 Jul 2018

 Tengo 32 años y os escribo porqué últimamente mis relaciones no duran. Al principio todo es muy explosivo e intenso pero cuando llevo unos 3 meses con la persona en cuestión, empiezo a desinflarme, me siento agobiada, me como la cabeza pensando si esa persona es para mi y eso hace que todo se complique hasta tener que dejar la relación. Me asusta pensar que quizás tenga un problema, aunque a veces también pienso que no ha llegado la persona para mi. Me gustaría saber vuestra opinión. Muchas gracias.

 

Por lo que comentas, te manejas muy bien en la primera parte de las relaciones: la atracción, la conquista, y el juego, lo que llamamos PASIÓN. Esta primera fase es crucial y es la que permite que esa relación se inicie y que se diferencie de forma evidente de lo que sería una amistad.

Pero además de esto, existen otros ingredientes que configuran el amor, como es la INTIMIDAD. Esto implica abrirse al otro, permitir que entre en tu vida, hacerle partícipe de tus planes, de tus defectos y de tus virtudes. En este ámbito, debemos ver al otro tal cual es, sin corazas ni juegos.

Como ves, en la primera fase que describo, es más fácil esconder tus debilidades bajo el arma de la seducción. Todo lo que ofrecemos al otro es nuestra parte bonita, desplegamos todas nuestras estrategias de marketing para gustar y, aunque no menos importante que la intimidad para configurar una relación, en la intimidad no hace falta tanta artillería ya que nos mostramos al otro tal cual somos.

El tercer ingrediente del amor es el COMPROMISO, lo que implica un deseo de compartir un proyecto en común con el otro.

Te explico todo esto para que tú misma analices en qué ámbito sueles flojear. Por lo que comentas, la parte más fogosa e incipiente es la que te atrapa, pero al adentrarte algo más en la intimidad y el compromiso, es cuando algo en ti se apaga.

Xavier Guix describe muy bien en su libro “¡Cuánto te quiero!” (que por cierto, lo recomiendo) uno de los estilos afectivos al que llama huidizo. La manera más o menos estable en que se vinculan las personas con este estilo afectivo es adhiriéndose a aquello que es efímero, imposible o fugaz. Por ejemplo, amar a alguien que tiene pareja, que vive lejos o que presenta algún otro condicionante que impedirá solidificar esa relación.

Serían los enamorados del amor y de la intensidad del enamoramiento que se da antes de asentarnos en un amor sólido y estable que es el que permitirá que esa relación se desarrolle en el tiempo.

Para que la relación de pareja se configure y se mantenga, el estadio del enamoramiento tiene que caer para dar paso al amor. En el enamoramiento ves poco al otro pero te mueve mucho. En el amor es diferente, ves mucho más al otro, no te mueve tanto pero sí lo suficiente como para escoger a esa persona de entre muchas y permanecer a su lado.

¿Recuerdas lo que suelen decir los curas en el ritual del matrimonio? “En la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad…”. Es esto lo que trato de transmitirte.

Con la información que me das, es complicado saber si realmente no has encontrado a la persona adecuada para ti o que, hay algo en ti que te impide vincularte y permanecer en una relación estable. Si esa dificultad que comentas se da repetidamente en tu historial amoroso y durante un largo periodo de tiempo, puede que existan aspectos en ti que dificulten ese vínculo sólido que dices no tener.

Te planteo unas preguntas para que tú misma puedas saber qué es lo que deseas en realidad y de qué rehúyes:

¿En qué fase del amor te encallas?

¿En cuál te desarrollas con seguridad?

¿A partir de qué momento empiezan a invadirte las dudas y la incomodidad?

¿Deseas un proyecto común con alguien?

¿A qué temes del amor sólido?

Espero haberte ayudado a replantearte algunas preguntas sobre ti misma.

Y a vosotros, ¿También os cuesta hacer que una relación se mantenga en el tiempo?, ¿A qué creéis que es debido? ¡Espero vuestros comentarios!

Si quieres profundizar más sobre el tema, te recomiendo:

CÓMO MEDIR EL AMOR

Psicóloga experta en vínculos y relaciones

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *